Ginecología Quirúrgica Ginecología Quirúrgica Ginecología Quirúrgica

Ginecología Quirúrgica

A veces el tratamiento con medicamentos no llega a tiempo para solucionar una patología, o no alcanza a proporcionar la mejoría esperada. Algunos problemas sólo pueden tratarse quirúrgicamente. Una cirugía realizada a tiempo puede:

  • Prevenir el desarrollo de algunos tipos de cáncer ginecológico.
  • Mejorar considerablemente su calidad de vida, como en el caso del tratamiento quirúrgico de la endometriosis o la incontinencia de orina.
  • Diagnosticar patologías o problemas de diversa consideración, como ciertos casos de infertilidad femenina.
La cirugía ginecológica ha evolucionado en los últimos años hacia la utilización de técnicas laparoscópicas, histeroscópicas o vaginales en sustitución de la laparotomía convencional (cirugía abierta). El Dr. Berral se formó en las técnicas más innovadoras de la cirugía mínimamente invasiva en el Reino Unido. Numerosos procedimientos realizados en los últimos 12 años en hospitales británicos y nacionales lo avalan como cirujano experto en endoscopia, laparoscopia y otras técnicas de vanguardia. Estamos, pues, en disposición de ofrecer a nuestras pacientes el tratamiento ambulatorio o laparoscópico de las cirugías que actualmente se prestan a ello.

Cirugía ginecológica. Servicios ofertados.

Los distintos procedimientos quirúrgicos se realizan en las condiciones adecuadas para cada caso en nuestra clínica o en los mejores hospitales privados de Marbella. Cuando su operación requiere alta hospitalaria, el personal asistencial de nuestro centro se encarga de gestionar su ingreso y de facilitarle todos los trámites que puedan requerírsele.

Antes del procedimiento el Dr. Berral la recibe en consulta para responder a sus preguntas sobre la cirugía en sí y demás cuestiones que le preocupen (tiempo de convalecencia, posibles complicaciones, etc.). Es muy importante que la paciente entienda en qué consiste el procedimiento y tenga la oportunidad de transmitirle a su cirujano sus dudas o preocupaciones. Nosotros ofrecemos todas las explicaciones necesarias y las ilustramos convenientemente. No escatimamos tiempo ni esfuerzo para que la paciente que va a someterse a una cirugía, independientemente del grado de complicación de la misma, lo haga relajada y con la máxima confianza puesta en el equipo que la trata.

El día de su operación el personal del equipo médico y asistencial del Dr. Berral se encargará de que esté perfectamente atendida desde el momento de su llegada al hospital. Nuestra auxiliar se encarga de recibirla para agilizar los trámites de la admisión, la acompaña durante la cirugía y, bajo la supervisión del Dr. Berral, se encarga de sus cuidados clínicos y bienestar durante su estancia hospitalaria. Si lo desea puede solicitar asistencia de auxiliar privada durante las noches que dure su ingreso. Este servicio normalmente hay que reservarlo con antelación.

El Dr. Berral, sus ayudantes y su equipo médico se encargan de realizar la cirugía y de los cuidados postoperatorios. Mientras dure su estancia hospitalaria, la visita a diario y por supuesto supervisa todos los aspectos médicos de su convalecencia (medicación, dieta, movilización, ...). Tras el alta hospitalaria la citamos en consulta para completar el seguimiento de su recuperación hasta su alta médica definitiva. Durante todo este tiempo estamos disponibles para resolver cualquier cuestión que pueda surgir relacionada con su intervención.

Cirugía ambulatoria.

Dr. Berral Ginecólogo - Cirugía Ambulatoria La cirugía ambulatoria es aquella que no requiere hospitalización, como la histeroscopia diagnóstica, extracción de pólipos o microlegrados.

La histeroscopia diagnóstica es un procedimiento utilizado habitualmente en ginecología para investigar patologías relacionadas con la cavidad uterina o el tejido endometrial que la recubre. Durante mucho tiempo la histeroscopia se ha realizado como un procedimiento quirúrgico más, con hospitalización y bajo anestesia general. Los histeroscopios de última generación presentan diámetros muy reducidos que permiten la realización de esta prueba de forma ambulatoria. En nuestro centro disponemos del equipamiento necesario para realizar histeroscopias diagnósticas ambulatorias. Se requiere sólo un anestésico local de corta duración y la paciente puede marcharse y continuar con su actividad normal tras el procedimiento.

La histeroscopia se recomienda cuando se dan desarreglos de la menstruación en edad reproductiva o sangrados vaginales en la menopausia y postmenopausia. Permite la visualización directa de la cavidad uterina y objetivar la presencia de pólipos endometriales o miomas. Normalmente se completa con la obtención de muestras de tejido endometrial o pólipos para su posterior estudio anatomo-patológico. En este caso será informada de los resultados del estudio a los pocos días, así como del tratamiento necesario en función de los resultados.

Una histeroscopia también es útil para la investigación de malformaciones de la matriz en mujeres con historia de infertilidad o abortos de repetición, aunque actualmente la tecnología 3D de alta definición permite ilustrar muchas de las malformaciones o patologías uterinas causantes de estos problemas.

Cirugía laparoscópica.

La cirugía laparoscópica es una técnica aplicable actualmente a un gran número de procedimientos quirúrgicos ginecológicos y que cuenta con grandes ventajas.

Técnicamente consiste en operar utilizando una cámara, monitores y pequeños instrumentos quirúrgicos que se colocan a través de incisiones diminutas realizadas cerca de la zona a tratar.

Hoy día la cirugía laparoscópica se utiliza ampliamente con fines terapéuticos para tratar problemas como quistes de ovario o miomas uterinos, embarazos ectópicos, endometriosis, enfermedad pélvica inflamatoria, disfunciones del suelo pélvico, etc.. También se puede recurrir a la laparoscopia para procedimientos mayores como histerectomías o determinados tipos de cirugía oncológica, y es el método utilizado actualmente para la esterilización femenina mediante ligadura tubárica no reversible. La laparoscopia diagnóstica se utiliza para el tratamiento de ciertos problemas de infertilidad como la endometriosis.

Con la cirugía laparoscópica se obtienen los mismos resultados terapéuticos que con las técnicas tradicionales, pero con una serie considerable de ventajas:

  • Menor tiempo de convalecencia y una recuperación más rápida.
  • Estancia intrahospitalaria reducida. El procedimiento es normalmente en hospital de día y el alta médica se obtiene a las pocas horas.
  • Menos dolor y menor riesgo de complicaciones postquirúrgicas (infecciones, adherencias postoperatorias, ...).
  • Mejor estética, con heridas apenas perceptibles una vez cicatrizadas.

La cirugía laparoscópica, pese al avance que supone respecto a la cirugía abierta tradicional, sigue requiriendo ingreso hospitalario, anestesia total y el seguimiento de los protocolos habituales para procedimientos mayores.

Dr. Berral Ginecólogo - Cirugía laparoscópica Dr. Berral Ginecólogo - Cirugía laparoscópica Dr. Berral Ginecólogo - Cirugía laparoscópica

Cirugía ginecológica por vía vaginal y laparotomía.

La conización de cuello de útero, llamada también conización cervical o biopsia en cono, consiste en la extracción de tejido del cuello uterino afectado por células precancerosas o cáncer incipiente. Se realiza cuando una biopsia anterior indica la existencia de esta alteración o a veces cuando no ha podido determinarse la causa de una citología anormal. Al realizar el procedimiento el tejido se extrae con forma de cono y se trata de extirpar toda la zona afectada para que este sirva como tratamiento. Se realiza bajo anestesia general en condiciones de hospital de día.

La histerectomía consiste en la extirpación del útero (matriz) generalmente junto con el cérvix (cuello del útero). Los ovarios (uno o ambos) son extirpados a veces junto con las trompas durante la misma operación. A éste último procedimiento se le denomina salpingo-ooforectomía.

El útero puede extirparse bien sea a través del abdomen (histerectomía abdominal) o en algunos casos extrayéndolo por el canal vaginal, a ésta última se la denomina histerectomía vaginal. El método a utilizar depende de múltiples factores incluyendo los síntomas y la patología del útero o del cuello del útero que justifican la operación. La decisión sobre la vía de acceso abdominal o vaginal dependerá del tamaño del útero y el grado de prolapso que exista antes de la operación.

Una histerectomía habitualmente se realiza por síntomas tales como:

  • Dolor pélvico o sangrado vaginal que no responda al tratamiento médico y que afectan seriamente a la calidad de vida de la mujer.
  • Dolor abdominal bajo posiblemente causado por enfermedad pélvica inflamatoria o adherencias pélvicas relacionadas con el útero y no controlado por otros tratamientos.
  • Miomas uterinos que causen dolor, sangrado o hayan aumentado de tamaño de forma exagerada (un mioma no es un cáncer sino una tumoración benigna formada por tejido muscular y fibroso del útero).
  • Endometriosis severa (la endometriosis ocurre cuando el tejido que normalmente recubre el interior del útero forma implantes en lugares ajenos a él, sobre todo a nivel de los ovarios o las trompas de Falopio).
  • Estadíos precoces del cáncer de útero, cuello uterino o de ovario.

La histerectomía hace que la mujer deje de tener reglas y también embarazos. Es suficiente con dejar un ovario para que la extirpación del útero no cause una menopausia en la mujer. Sin embargo la menopausia natural puede ocurrir un poco antes en algunas mujeres tras esta operación. La vagina y el resto de órganos genitales no son afectados por la realización de una histerectomía y, por tanto, la actividad sexual de la mujer no será modificada ni su deseo sexual debe cambiar.

Una histerectomía puede acabar con los síntomas de dolor pélvico y sangrado vaginal que se padecen y, en algunos casos, actuar como salvavidas. Muchas mujeres encuentran que una histerectomía mejora su salud y sensación de bienestar y asegura que puedan seguir disfrutando de una vida activa. Sin embargo, antes de decidir sobre la operación es importante entender exactamente qué es una histerectomía, qué puede significar para usted y los beneficios que puede aportarle, en particular como mejorará o eliminará los síntomas particulares que padezca.

La cirugía ginecológica mayor incluye otros procedimientos como el tratamiento de la patología ovárica, la extirpación de tumores sólidos, la laparotomía exploratoria y otros. Estos van a requerir anestesia total y entre dos y cinco días de hospitalización. El periodo de convalecencia es de aproximadamente dos semanas aunque varía de una mujer a otra.

Si desea ampliar información sobre alguna cirugía mencionada aquí o cualquier otra cirugía ginecológica, o solicitar una segunda opinión antes de someterse a un procedimiento quirúrgico, puede ponerse en contacto con nosotros.


Enviar a un amigo Enviar a un amigo Imprimir Imprimir
Avda. Ricardo Soriano, 50, 3ºA, Edificio Terra, Marbella 29601 © Dr. Berral. Todos los derechos reservados Disclaimer | Legal | Privacidad